pix Espiada masturbandome en el vestidor
espiando vestidor ropa interior Espiada masturbandome en el vestidor

Espiada en ropa interior en el vestidor

Provocar es algo que me encanta. Creo que el erotismo y la sensualidad es algo que tendría que estar en nuestro día a día, al igual que las sonrisas, porque ayuda a que todos seamos más felices y podamos tirar el día adelante con más ánimos. Estos micro-momentos eróticos están en el día a día y solo has de estar un poco atento/a: un cruce de piernas de una chica con falda, el escote de una chica que está en el asiento del metro/bus, o directamente, la gente con determinado úniforme, etc.

Lo que os voy a contar pasó este mismo verano, creo que por junio porque si recuerdo que aún no estaban las rebajas pero faltaba poquito. Me habia acercado a unas tiendas del centro de Barcelona a comprar ropa, porque luego en rebajas las que dejan suelen ser restos de serie o modelos diferentes y vamos, que quería aprovechar icon razz Espiada masturbandome en el vestidor

Me alegró saber que no era la única que hacia eso, porque en las tiendas aún podías ver a gente comprando (y eso que estamos en crisis jejejeje). Yo me varios unos tejanos y algunos tops y me dirigí a los vestidores. De entre la gente que estaba allí en las puertas del pasillo de vestidores, me dí cuenta que un chico se me quedó mirando. Bueno, más que quedarse mirando me pegó un repaso de arriba a abajo.

Me metí en mi vestidor y me iba probando la ropa y mirandome en el espejito interior para ver que tal me quedaba todo. A estas que me di cuenta que la cortinilla del vestidor estaba algo abierta. Apenas era una rendija por la que dudo que se pudiera ver algo, pero cuando la fuí a colocar bien y cerrarla del todo vi que el chico habia estado haciendo amagos para espiarme. La situación me gustó, más aún porque no era consciente de que me estaban espiando mientras estaba en ropa interior y me dió morbo. Así que decidí darle lo que él quería. Con uno de los modelitos puestos abrí la cortina y salí afuera con la excusa de poder verme en el espejo a más distancia. Di una vueltecita y me metí otra vez detro del vestidor, pero esta vez dejando suficientemente abierta la cortina para que mi amigo voyeur pudiera disfrutar del espectáculo.

espiando vestidor tetas Espiada masturbandome en el vestidor

Espiando el vestidor...

Me quité toda la ropa dejandome únicamente en ropa interior (tanga y sujetador) haciendo un striptease muy sensual para mi observador. Procuré exagerar todo lo que pude, agachandome y poniendome con el culito en pompa, de lado, … Me excitó el hacerlo y que él pensara que yo no sabía nada de que estaba siendo espiada. Y más porque lo hacía a escondidas ya que estaba a la puerta del vestidor de su novia. Vi que varias veces tubo que salir a cambiar ropa (supongo que por otras tallas o modelos) así que o me daba prisa o él se iría antes de poder terminar mi espectáculo. Decidí entonces ir a por todas. El ya solo me podía espiar en ropa interior, así que decidí darle algo más al asunto y deslice mis dedos por debajo de mi tanga mientras la otra mano la metí debajo del sujetador para acariciarme. Él se puso nervioso de lo que estaba viendo. Se notó porque enseguida cambió de posició y después hizo como que no miraba pero iba girando la cabeza. A continuación me bajé un poco el sujetador y saqué uno de mis pechos afuera mientras acariciaba mi pezón durito. Seguía tocandome por debajo del tanga e hice algo que pone cachondos a muchos tios (según mi experiencia, claro): saqué los deditos de debajo del tanga y los fuí chupando y metiendomelos en mi boca, de forma viciosa y lasciva. Quería que el se imaginase que era él quien saboreaba mis dedos, que habian jugado con mi sexo.

 Espiada masturbandome en el vestidor

Espiando el vestidor

Ya llevaba algo de tiempo y tenía que terminar aquello antes de que mi voyeur particular se fuese y terminara de espiar el vestidor. Después de estar un rato masturbandome por debajo del tanga hice algo que no se esperaria. Cogí y me quité el tanga, dejando mi chichi totalmente depilado a la vista. Ahora era el momento para dejarle con el calentón en su momento alto. Cogí mi pantalón y me lo puse sin llevar mi tanga que habia dejado en el suelo. Terminé de vestirme y cogí todo y me fuí del vestidor, dejando el tanga en el suelo del vestidor a la vista de mi voyeur.

Ese día salí de la tienda muy contenta. Pude comprar un par de cositas que me gustaron y tuve una situación muy erótica y muy morbosa siendo espiada en el vestidor. Lo que pasó con mi tanga, no lo sé. Quizás el chico cogió y se lo guardó de recuerdo o se quedaría tirado en el suelo. En todo caso, se llevase o no mi tanga, seguro que la próxima vez que su novia le diga de ir alli a comprar, accederá encantado.

espiando vestidor tanga Espiada masturbandome en el vestidor

Tanga en el suelo del vestidor